Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘El Estanquillo’

En la angosta carretera que une El Estanquillo con La Trampa, viniendo de Lagunillas, me detuve frente a la casa de la señora Marta, conocida amiga de mi madre, quien es tejedora de esteras y hábil creadora de manualidades. Allí paré el vehículo para llamar por celular a Irma y preguntarle si tenía apios. Contestó su hija Mariángel diciéndome que su mamá estaba para Guaraque, pero que allí se encontraba Ernesto, que él me podía informar sobre los apios. Luego de un mutuo saludo le pregunté si tenía arracachas (apios). Me contestó que sí, añadiendo que… “pa más tarde se los tengo, porque voy a dir a buscarlos”. Le dije que estaba bien, que luego iría por ellos. Hablando aún por teléfono con Ernesto, sentí un fuerte y agradable olor a cilantro. Entonces, me dije:

Debe conservarse en la nevera dentro de envases herméticos, procurando consumirlo en pocos días, ya que se marchita rápidamente. No debe secarse ni congelarse porque pierde el aroma.

¡Ah! Esta es una de las cosas por las que amo el campo, porque me brinda la oportunidad de oler la frescura y el aroma de las hortalizas recién cortadas. Estando en esa conversación conmigo, vi como iba saliendo del zanjón un burro y, detrás de él, cuatro jóvenes. El camino termina allí, al lado de la casa de la señora Marta.

¡Mi olfato no se equivocó! El burro traía tres cestas atestadas de cilantro desde una pequeña finca ubicada en el sector El Guamal. Los jóvenes, todos de la familia Rodríguez, me informaron que el cilantro iría al mercado de Lagunillas porque se lo habían vendido a un señor;  que su finquita ubicada en lo más profundo del zanjón producían tomate, pimentón, lechuga y papa. Luego de la toma de la foto y del respectivo saludo de despedida, les compré una ramita y continué mi viaje a La Trampa llevando el aroma de una de las verduras que más enriquece el sabor de la crema de apios.

Anuncios

Read Full Post »