Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Carreteras’

Carretera que asciende desde Lagunillas a La Trampa

Carretera que asciende zigzagueante desde Lagunillas hasta La Trampa

El profesor Márquez Carrero, hablando de Juan Rodríguez Juárez, uno de los fundadores de Mérida, dice lo siguiente:

“… halló la vía más expedita por serranías apacibles y fáciles de transitar, siendo que por ellas los indios desde muy antiguo, tenían sus caminos naturales por las comunicaciones y comercio que entre las diversas tribus de la Cordillera Andina existían, lo que les facilitarían aún más la jornada.” (Márquez, Pág. 42).

Los calificativos de fragosos y ásperos fueron corrientes para los caminos andinos de la época. Muchos de los caminos transitados por los españoles ya estaban trazados desde antes de su llegada, como consta en las numerosas referencias sobre los caminos que encontraron los participantes en la incursión inicial al territorio merideño. Los españoles, en efecto, no se desplazaban en los terrenos tan accidentados y peligrosos de la Cordillera sino siguiendo los caminos ya trazados por los indios. Caminos llamados hoy caminos de los indios al mismo tiempo que caminos reales. No se aventuraban en otras partes. Los indios lo sabían, y tenían mucho cuidado en no trazar nuevos caminos que pudiesen llevar a sus regiones de refugio. De modo que, para llegar ahí, hubiera sido preciso ser andinista, deporte que aparece en nuestra Cordillera sólo en la segunda mitad de nuestro siglo. Algunas zonas de refugio fueron por ejemplo los altos cerros y páramos entre el páramo de Las Gonzáles y el de Los Conejos, entre éste y la Culata, entre la Culata y el Páramo de Mucuchies, en Piñango, en el Páramo de Timotes, en el de Chachopo, en los cerros de la zona de la Cordillera.” (Clarac. Pág. 39-40).

El antiguo camino que unía La Trampa con La Sabana se llamaba El Tampacal.

El camino que partía de El Molino a La Trampa perdió su importancia, como vía única y principal, a raíz de la apertura de la actual carretera que une La Trampa con Lagunillas.

Hay sitios donde la ruta da vértigo, llenos de riesgos, como lo atestiguan varias cruces y capillas recordatorias del peligro que entraña el descuido, la ingesta de alcohol o las fallas mecánicas de los vehículos.

En sus inicios, la carretera era de tierra, abierta por el señor Vicente Moncada quien llegó a La Trampa con su máquina el día 22 de noviembre de 1952. El primer vehículo que arribó a La Trampa fue una camioneta marca Chevrolet, color verde, de tolva, conducida por el Sr. José del Carmen Guillén, ese mismo año.

Una de las personas que más se interesó por la apertura de la carretera fue el coronel José Antonio Paredes.

Entre La Trampa y Lagunillas hay una distancia de 16 Km.  Aún hacen transporte particular los señores Marcos Uzcátegui y Filadelfio García.

Desde La Trampa se puede viajar por carretera de tierra a Jají pasando por el páramo El Tambor; a Mucujepe y a El Vigía.

Se creó una línea que cubre la ruta asfaltada desde Lagunillas pasando por La Trampa, hasta La Azulita y viceversa. El costo del pasaje varía según la distancia a recorrer, de la época del año y del tipo de vehículo de transporte.

La mayor parte de las personas que poseen fincas o propiedades desean tener un vehículo propio, de ser posible un rústico, con el fin de trasladarse y sacar sus cosechas y animales hasta La Trampa y de allí a las ciudades próximas.

-Márquez Carrero, Andrés. (Juan Rodríguez Juárez. Conquistador y Fundador de Mérida. Talleres Gráficos de la ULA. Mérida. Venezuela. 1993).

-Jacqueline Clarac de Briceño. Identidad étnica y arqueología de rescate cordillera de los Andes, Venezuela. En: Boletín Antropológico. Mérida, N° 13, julio- diciembre, 1987.

Anuncios

Read Full Post »